Mi árbol genealógico

arbol genealogico

Este es mi árbol familiar, lo dibujé como cuando un niño dibuja. Pregunté a mis papás por los nombres de mis abuelos y de los suyos, pues no conocí a todos ellos, los que muestran una cruz es porque no tuve la oportunidad de conocerlos. Mi madre no fue reconocida por su padre y tampoco lo conoce, por esto solo tiene apellido materno y la familia de él aparece en blanco en el dibujo.

Mi árbol ya ha empezado a echar raíces con mi primer hijo Juan David.

Autoevaluación semana 1

1. En la historia del Budismo Zen, el Campesino y el Buey, ¿qué representa para ti el buey en estado salvaje? 
Representa el Dao mismo, que está presente en toda la existencia. El buey en estado salvaje es el Dao lejos de nosotros, cuando aún no es comprendido.
2. ¿cuáles son tus herramientas para domar a ese buey? 
Las herramientas son la compasión, benevolencia, amor al prójimo, serenidad. Mientras practiquemos las virtudes podremos abrirnos camino al Dao, siempre con perseverancia y dedicación para no desviarnos del camino, pues fácil es desenfocarse de lo esencial.
3. ¿qué crees que significa la imagen 8 de esta historia?
El Dao y la persona fusionados, se vuelven uno mismo, y como el Dao no tiene nombre ni forma, ni puede ser expresado, entonces las persona que es el Dao tampoco. Por esto la imagen en vacía pues el Dao no puede ser expresado.

 

Yo soy un héroe

♠Quien soy? Soy un héroe que acaba de iniciar su viaje con la llegada de mi hijo Juan David. Me maravillo mucho con las cosas simples, me dejo asombrar, es por esto que muchas veces confío en la gente equivocada. Bueno, realmente creo que siempre tuve pendiente un viaje pero no aceptaba la llamada, me sentía cómodo en mi zona de confort. Soy un héroe con una misión desde que nací, pero me ha costado tiempo iniciar el viaje, sin embargo, más vale tarde que nunca verdad?. Hoy decido empezar mi viaje y ser feliz en cada etapa. Yo decido ser feliz.

♠De donde vengo? Soy un hombre que de algún modo a tenido algunas comodidades gracias a mis padres, pero en cierto momento de mi vida se volteó la historia y mi familia pasó por muchas circunstancias duras; económicas, emocionales, de salud y sociales, que hacen que uno cambie de percepción sobre la vida. Es importante mencionar los valores, vengo de un hogar amoroso en el que gracias a Dios cuento con la presencia y apoyo de mi padre, mi madre y mi hermana menor. En mi familia, como en todas, hemos cometido errores pero en este caso fueron más los aciertos en cuanto a valores. Mi familia siempre se ha guiado bajo el amor y respeto hacia los demás y entre nosotros, nunca he vivido un caso de violencia física en mi casa, lo cual es positivo pues me ha ayudado a entender que nunca es necesario este tipo de comportamiento y que siempre se puede estar abierto al diálogo.

♠Hacia donde voy? Me trazo un camino siempre hacia el hoy. Pienso que el presente es la única realidad. Si tengo metas y sueños a futuro, como ver crecer a mi hijo feliz, brindarle comodidades, tal vez comprar una casa, un auto, pero el alma no puede esperar a ese futuro y a esas cosas materiales para ser feliz. El alma es feliz ahora y es hoy cuando se debe sentirla. Viajo hacia un mundo con mejores personas y por eso cada día me reinvento para ser mejor primero yo y poder cambiar después al mundo. Con mi ejemplo puedo ser un maestro de experiencia y no solo de conocimientos.

♠Cuál es mi misión en la vida? Ante todo ser feliz. Soy parte de una nueva familia, a la que puedo ayudar a madurar y crecer, y con esto ser ejemplo de bien, enseñar a mi hijo los mismos valores que han enseñado y dejar en él sembradas las raíces para que sea una persona productiva y positiva.

♠Mis aliados: Mis papás son los primeros aliados que he tenido, ahora que soy padre sé lo difícil que es criar a un hijo y pienso que cualquier persona que cumpla la tarea de padre o madre debe recibir gratitud. 

También tengo a mi esposa, ella es mi mano derecha e izquierda, con quien consulto todas las decisiones por más pequeñas que sean, considero que es una mujer muy inteligente que me puede dar un buen criterio acerca de algo que no sé, aunque es como un oso, a veces se enoja más de la cuenta jajaj.

El papá de mi esposa es mi tercer aliado ya que gracias a él hemos podido crecer económicamente y también moralmente, es una persona bastante dura y seria, al parecer, pero es una persona muy sencilla y centrada. Recibo siempre apoyo de él, y cuando es necesario me dice cuando me equivoco también, considero que es un cariño honesto.

Mi cuarto aliado es el más reciente, mi hijo Juan David. Él es un aliado muy importante en mi vida, pues como todos los niños tienen mucho que enseñarnos, me ayuda a recordar que todos fuimos niños, sinceros y espontáneos, y que con el tiempo y las situaciones de la vida a veces nos dejamos manchar. Considero que es un aliado en potencia, hoy aprendo de él y a medida que crece también crece mi aprendizaje en él.

♠Mis enemigos: Yo soy mi enemigo cuando me dejo vencer por mis miedos y no actúo.

♠Los cambia formas: No se me han presentado cambia formas en mi vida, o al menos no logro reconocer a ninguno.

♠Mi mayor sombra: Tengo miedo a fracasar. Que mi esposa deje de quererme y mi familia se aparte. Miedo a fracasar económicamente y mi hijo tenga necesidades. Miedo a convertirme en una persona monótona, que pierda las ilusiones y deje de disfrutar de las cosas sencillas pero bonitas de la vida, que llenan el alma, no quiero dejar de maravillarme por todo, sino seguir siendo como un niño en este aspecto.

♠Qué tesoro persigo? El éxito. Con esto me refiero a vencer todos mis miedos, ese es el éxito para mí. No requiero tener grandes cosas, en lo material tener lo suficiente. Lo más importante es conservar mi familia, que mi hijo sea feliz, alcance sus metas, si veo a mi hijo llegar a ser grande y feliz con lo que tenga pues yo también seré feliz.

Estoy listo para la batalla final? Pienso que la batalla final se da con la muerte. Sólo ahí puedo dejar de hacer, de vivir y con ello termina todo. Mientras viva, cada día es una nueva oportunidad para continuar con mi misión. No estoy listo para la batalla final pues para mí eso viene con la muerte, sin embargo si estoy listo para el inicio del viaje que una vez iniciado no puede parar, este viaje es una cuesta y con esto siempre aumento mi experiencia y me enriquezco.

Práctica 1 – CENTRARSE

Duración de la práctica 55 minutos

Ésta es la primera práctica del curso y la primera que realizo en mi vida, por lo que estaba un poco curioso acerca de lo que iba a sentir en esta experiencia. Realicé dos intentos de la práctica, el primero fue difícil concentrarme, pues se me venían cosas que tengo pendientes del trabajo a la cabeza. Cuando logré concentrarme, empecé a escuchar ruidos más pequeños como el viento, las hojas, los pájaros. Al poco tiempo empecé a sentir que se me dormían los pies y las manos. Noté que me estaba relajando mucho y pensé que me estaba durmiendo, entonces abrí los ojos, pero en realidad no tenía sueño sino que fue algo nuevo para mí pues nunca había hecho una meditación antes. Entonces volví a cerrar mis ojos y continuar concentrándome. Después de un tiempo en silencio, empecé a sentir mi cuerpo pesado, como si no pudiera moverlo. Mientras seguía concentrado, escuchando mi respiración, de repente empecé a escuchar un ruido similar a un zumbido. Estuve algún tiempo intentando dejar de escuchar este zumbido, cuando se desvaneció el sonido me sentía muy relajado y sentí como si se me pasara corriente por todo el cuerpo. También tuve la sensación de tener más agudo el olfato. Sentí mucha tranquilidad y me olvide de estar en la posición de sentado con las piernas cruzadas. Al cabo de un tiempo sentía como si saliera esa electricidad del cuerpo por la cabeza, los hombros, siempre hacia arriba. En el momento que sentía esta electricidad salir de mi cuerpo de nuevo pensé que me había quedado dormido, y abrí los ojos y me desconcentré.

Segundo Intento

Duración de la práctica 60 minutos

En este intento me tomó tiempo concentrarme, pues había el ruido de una motocicleta y de unos perros. Sin embargo realmente traté de concentrarme en mi respiración y al cabo de unos 20 minutos pude dejar de notar esos ruidos que me molestaban. Sentía una paz y tranquilidad muy prolongada que no había sentido antes, ya no había ruidos y estuve así durante un largo tiempo, hasta que sentí como si me cayera de una grada, lo que me puso un poco ansioso y me asusté, entonces abrí los ojos. Me costó quitar ese susto que tuve de mi cuerpo. Volví a concentrarme y me costó tiempo pues venían pensamientos a mi cabeza de mi trabajo, mi casa y trataba de alejarlos. Volví a concentrarme en mi respiración, imaginándome como entraba el aire por mi cuerpo y salía, así me resultó más fácil concentrarme. De nuevo sentí mucha calma, como si mi cuerpo no pesara tanto, ligero y cómodo, estuve así un largo tiempo hasta que alguien entró al cuarto sin saber y abrí los ojos desconcentrándome de nuevo. A pesar de esto, en el transcurso del día note que me sentía bien como cuando salgo a trotara veces una mañana y me ayuda a estar con ánimo el día sin tantos pensamientos negativos.